El cohete Ariane 5 lanzará siete satélites este año 2010

05 enero, 2010 - SatCesc

El pasado ejercicio, el Ariane-5 había marcado un nuevo récord con siete lanzamientos en los que puso en órbita nueve satélites comerciales, además del telescopio espacial Herschel.

El consorcio europeo Arianespace espera repetir este año los siete lanzamientos de su cohete Ariane-5 que hizo en 2009 y mantener su liderazgo mundial, también en la finalización de nuevos contratos para la puesta en órbita de satélites, algo que seguirá afectado por la crisis económica.

Arianespace también planea lanzar desde la base de Kurú, en la Guayana francesa, tres cohetes Soyuz de sus socios rusos y un Vega de sus socios italianos, explicó hoy a la prensa en París su presidente, Jean-Yves Le Gall.

Le Gall destacó que el pasado año el consorcio que dirige firmó la cifra no igualada de 16 contratos de los 22 anunciados en todo el mundo (en 2008 habían sido 13 de un total de 18), de los cuales once para lanzamientos de satélites de órbita geoestacionaria (encomendados en principio a Ariane-5) y otros cinco para el Soyuz desde Kurú.

A ese respecto, precisó que los retrasos en la base de lanzamiento del cohete ruso en la Guayana francesa serán soportados financieramente por la Agencia Espacial Europea (ESA), que es la responsable del proyecto.

ariane

La cartera global de pedidos de Arianespace es de 29 satélites que deben ser colocados en órbita geoestacionaria, que representan tres años de actividad, a lo que se añaden cinco lanzamientos del Ariane-5 para el vehículo de transporte ATV de la Estación Espacial Internacional (ISS) y una docena para Soyuz.

Le Gall avanzó que 2009 se cerró con una facturación de 1.046 millones de euros (comparados con los 955,7 millones de 2008) y una cuenta de resultados que, a falta de las últimas verificaciones, debería estar equilibrada (el pasado año concluyó con 2,5 millones de euros de beneficios).

Le Gall se felicitó de que “la Europa espacial prepara el futuro con Ariane-6”, un nuevo cohete concebido para poner en órbita cargas más reducidas que el Ariane-5, entre tres y seis toneladas, y no tener que recurrir a lanzaderas foráneas como el Soyuz.

“Es un proceso que será lento”, señaló el presidente del consorcio espacial europeo y añadió que el Gobierno francés -que es quien ha lanzado la iniciativa- tiene intención de poner en marcha las discusiones con sus socios europeos en los próximos meses.

En cualquier caso, el Ariane-6 no debería ser una realidad hasta dentro de entre 10 y 15 años.

 

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

57 + = 60


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.