Reparto del pastel en la piratería de la TV de pago

20 enero, 2010 - SatCesc

Tras unos meses de relativa tranquilidad y normalidad en lo que atañe a la seguridad de los sistemas de acceso condicional, desde hace unas semanas se está informando de que los hackers han logrado romper la codificación Viaccess PC 2.6.

La francesa BIS TV, la suiza SRG y el paquete de canales de televisión para adultos SCT parecían de entrada ser los grandes perjudicados por la vulnerabilidad de un sistema totalmente seguro e infranqueable hasta la fecha.

La “apertura” delictiva de esta codificación ha permitido a ciertos y determinados fabricantes de receptores y CAMS frotarse las manos al poder “aprovecharse” de ello y así comercializar sus nuevos productos, que dejan obsoletos a otros que en su momento sirvieron para lo mismo. La historia no es nueva y ya la vivimos hace algún tiempo con la piratería de las primeras versiones de las codificaciones más usadas en Europa, como son Nagravisión, Irdeto, Mediaguard e incluso la propia Viaccess.

Hicieron falta que (independientemente de denuncias de los perjudicados, detenciones, juicios y sentencias condenatorias) las propias empresas responsables en la seguridad de las codificaciones invirtieran millones de euros para blindar sus sistemas y así poner las cosas más difíciles a los hackers.

pirata

Pero la nueva violabilidad de Viaccess PC 2.6 tiene unas connotaciones distintas. El pastel de los beneficios que se quieren llevar algunos aprovechando la coyuntura aunque sea fraudulenta queda repartido de forma muy misteriosa entre un reducido número de fabricantes, que parece ser, se han puesto de acuerdo entre ellos para dividirse los canales de televisión que pueden piratear y a la vez no “pisarse”. Vamos, no hacerse la competencia entre ellos.

Así, no es de extrañar encontrarse por la red con la venta de algunos receptores, CAMS o firmwares desarrollados para la ocasión para captar la señal codificada de estos canales. Una captación que será provisional y con fecha de caducidad.

Lo que si está claro, como es de suponer, es que los responsables de Viaccess no se quedarán con los brazos cruzados y evitarán que esta práctica fraudulenta no vaya a más con la puesta en marcha de nuevas versiones de su codificación que permitan cerrar el “grifo” de la piratería, que por ahora está medio abierto.

 

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 26 = 31


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.