Playboy TV se propone seducir a la audiencia femenina

31 enero, 2011 - SatCesc

El canal de televisión erótico cambia de estrategia con una programación picante pensada para ver en pareja en la que priman las historias reales y con el sexo como argumento en sí mismo.

Sin renunciar a sus famosas conejitas y a los contenidos para “machos”, Playboy ha lanzado el concepto ‘Tv for 2’, una nueva oferta de series calientes, algunas con estilo documental y sin guión, que exploran los conflictos, los deseos y los momentos íntimos de hombres y mujeres corrientes dispuestos a dejarse ver.

Una telerrealidad que viene a llenar un vacío de contenidos eróticos existente en la pequeña pantalla, según aseguró el vicepresidente y director general de Playboy TV para EE.UU., Gary Rosenson, y que ha sido posible gracias a la desaparición de muchos tabúes que marcaban la pauta en las relaciones de pareja.

“En los últimos años ha cambiado el punto de vista de las mujeres sobre el sexo”, afirmó Rosenson, quien citó como ejemplo el interés despertado por producciones cinematográficas como ‘Sexo en Nueva York’ y ‘La vecina de al lado’ o la proliferación de espacios sobre sexualidad en televisión.

El público femenino, más exigente

Un público femenino que no se conforma con cualquier cosa y ha demostrado ser más exigente que el hombre en términos de calidad audiovisual y narrativa a la hora de ver programación erótica.

“Los chicos son más fáciles de complacer, las mujeres son más sofisticadas”, señaló Rosenson, quien explicó que para ellas el argumento sí importa.

“No les gusta lo que no sea auténtico. Quieren calidad y esperan buenos programas sean de contenido para adultos o no”, comentó el directivo de Playboy, empresa que contrató a productores ganadores de premios Emmy para sacar adelante programas de telerrealidad como ‘Brooklyn Kinda Love’.

Ese espacio, que se estrenó el 15 de enero en EE.UU., sigue las vidas de cuatro parejas residentes en Brooklyn, una de ellas de origen hispano, en una aproximación a su intimidad de la forma menos invasiva posible.

Los protagonistas, que no parecen sacados de la portada de una revista, se prestan a ser observados por equipo de cámaras en su día a día, sin estar dentro de un entorno controlado, como es el caso de ‘Gran Hermano’.

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 1 = 7


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.