La amenaza de la basura espacial supera el punto de inflexión

04 septiembre, 2011 - SatCesc

La cantidad de desechos en órbita de la Tierra ha llegado a “un punto de inflexión” para el riesgo de colisiones, que a su vez podrían generar más escombros que amenacen a los astronautas y los satélites, según un estudio realizado en EE.UU.

La NASA necesita un nuevo plan estratégico para la mitigación de los riesgos planteados por los cuerpos de antiguos cohetes, los satélites descartados y miles de otras piezas de chatarra volando por todo el planeta a una velocidad de 28.164 kilómetros por hora, según el Consejo Nacional de Investigación.

Los desechos orbitales representan una amenaza para los cerca de 1.000 satélites operativos, comerciales, militares y civiles que orbitan la Tierra – parte de una industria global que generó 168 mil millones de dólares en ingresos el año pasado, según cifra de la industria.

La primera colisión espacial ocurrió en 2009, cuando un satélite de comunicaciones Iridium y un satélite ruso fuera de funcionamiento chocó a 789 kilómetros sobre Siberia, generando miles de nuevas piezas de desechos orbitales.

El accidente fue seguido de la destrucción en 2007 de un satélite meteorológico chino inoperativo como parte de una prueba de misiles ampliamente condenada.

La cantidad de desechos orbitales rastreados por la Red de Vigilancia Espacial de EE.UU. pasó de 9.949 objetos catalogados en diciembre de 2006 a 16.094 en julio de 2011, con casi un 20 por ciento de los objetos derivados de la destrucción del satélite chino FENGYUN 1-C. La red de vigilancia sigue objetos a partir de unos 10 centímetros de diámetro.

Algunos modelos de computadora muestran que la cantidad de desechos orbitales “ha llegado a un punto de inflexión, con un cantidad suficiente como para empezar a chocar regularmente en órbita y crear más escombros aún más, aumentando el riesgo para las naves espaciales”, dijo el consejo de investigación en un comunicado publicado el jueves a partir de un informe de 182 páginas.

“El medio ambiente del espacio actual es cada vez más peligroso para las naves espaciales y los astronautas”, dijo Donald Kessler, el ex jefe de la Oficina del Programa de Escombros Orbitales de la NASA, que presidió el grupo de estudio, en un comunicado.

El informe aporta dos docenas de recomendaciones para la NASA para mitigar y mejorar el entorno de los desechos orbitales, incluyendo la colaboración con el Departamento de Estado para desarrollar el marco legal y regulatorio para la eliminación de basura desde el espacio.

Los actuales principios jurídicos internacionales, por ejemplo, prohiben a las naciones la recolección de objetos de otros países en el espacio. “El problema de la basura espacial es similar a una serie de otros problemas ambientales y las preocupaciones públicas se caracterizan por diferencias significativas, posiblemente entre los daños a corto y largo plazo resultantes para la sociedad”, dijo el informe.

Reuters / EP

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 33 = 40


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.