La televisión del futuro será gigante, interactiva e inteligente

04 enero, 2012 - SatCesc

La televisión, la tradicional “caja tonta” para usuarios pasivos puede convertirse “muy pronto” en una televisión de gran tamaño inteligente (Smartv) e interactiva, que se manejará desde un dispositivo móvil, y además interpretará las emociones a partir de los movimientos y gestos faciales del televidente.

Así lo ha manifestado uno de los grandes expertos mundiales en marketing digital, el director de Innovación y Medios de la empresa MediaMind, Dean Donaldson, quien ha participado recientemente, en Barcelona, en el foro internacional ‘Digital Experience Day” sobre marketing “on line’.

Según Donaldson, “la mayoría” de expertos asume que pronto será una realidad este modelo de televisión “smart” o inteligente probablemente flexible, y muy fina, con conexión a internet, que incluirá aplicaciones personalizadas e imágenes de alta definición en tres dimensiones sin necesidad de gafas especiales 3D.

En su opinión, el desarrollo “más rompedor” de esta nueva televisión tendrá que ver probablemente con la capacidad de interpretación de emociones en tiempo real a partir de expresiones faciales y gestos del telespectador.

Esto, sin embargo, podría abrir un gran debate sobre los posibles efectos de este nuevo modelo televisivo en la privacidad, ha advertido el experto.

Previsiblemente, la próxima TV mantendrá su tradicional ubicación en el principal lugar de la casa de reunión familiar y social, es decir, en el salón, mientras que el teléfono móvil se reservará para el automóvil, y la tableta, para el dormitorio.

No es cierto que la televisión esté condenada a desaparecer como piensan algunos agoreros, sino que contrariamente, Donaldson opina que se incrementará el número de usuarios.

De hecho, actualmente los jóvenes pasan más tiempo ante la televisión que hace unos años, aunque es cierto que está variando el tipo de dispositivo utilizado para verla.

La nueva TV se manejará desde una o varias pantallas táctiles, e incluso con gestos y movimientos del usuario, o con su voz, y permitirá interactuar para jugar, participar en programas o comprar productos y servicios.

Así, se consumirán contenidos desde múltiples pantallas a la vez al mismo tiempo, como ya ocurre ahora, por ejemplo, entre los chavales cuando ven un partido de fútbol.

El telespectador accederá a información de “lo que quiera, cuándo quiera y cómo quiera”; por ejemplo, dónde se ha comprado un vestido concreto una u otra actriz, o en qué otras películas actúa, y asimismo podrá seguirla desde la televisión en las redes sociales.

Este modelo de TV “inteligente”, que estará “dominado” por sistemas operativos de grandes empresas, como ahora ocurre con los móviles, seguirá incorporando contenidos muy populares, del tipo de Facebook o Youtube, que tendrán que estar continuamente actualizados.

Efe

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

58 + = 63


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.