La crisis provoca las bajas de los estadounidenses a la TV de pago

03 agosto, 2012 - SatCesc

Más de 400.000 hogares en Estados Unidos cancelaron su servicio de televisión por cable o satélite desde principios de este año, en medio de un alto desempleo e incertidumbre económica.

DirecTV Group, el principal proveedor satélite de Estados Unidos, divulgó sus primeras pérdidas de clientes de este trimestre, con unas 52.000 cancelaciones aproximadamente en este segundo trimestre. La cifra fue mayor a la esperada por los analistas debido a que es una compañía considerada durante largo tiempo como la proveedora de vídeo mejor administrada en la industria.

El presidente ejecutivo de DirecTV, Mike White, reconoció las “duras condiciones del mercado” y dijo que el declive anual en las suscripciones en el primer semestre posiblemente continúe en el segundo, debido a que la compañía sigue elevando los requisitos de crédito para los nuevos clientes.

También este jueves, Time Warner Cable, el segundo proveedor de cable aseguró que perdió más suscriptores de lo que los analistas preveían, con 169.000 cancelaciones. Si bien es un pequeño porcentaje de los 12,3 millones de clientes de la compañía, es el décimo trimestre consecutivo con una pérdida de suscriptores.

El mayor distribuidor de TV de Estados Unidos, Comcast, perdió 176.00 suscriptores, lo que fue considerado una mejora ya que la tasa de cancelaciones fue más baja que la de los trimestres recientes.

De los cuatro grandes distribuidores Dish Network, el otro importante proveedor de satélite, dijo que perdió solo 10.000 suscriptores. El segundo trimestre es tradicionalmente el más débil respecto a la adición de clientes en el negocio de televisión de pago debido a mudanzas antes de las vacaciones y a que los estudiantes dejan los campus universitarios.

Los nuevos contendientes en el sector, FiOS TV de Verizon Communications y U-verse de AT&T, sumaron 275.000 clientes durante el trimestre.

Las cifras generalmente mejoran en el tercer trimestre pero las tendencias en general son amenazadoras para los tradicionales distribuidores de la televisión de pago. “Todos en esta industria, tanto en el lado de los medios como el de los distribuidores, necesitamos pasar un poco más de tiempo en el hogar de los clientes, entender qué es lo que sucede con sus ingresos y esta economía”, dijo White.

EP

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 74 = 81


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.