Amenaza de huelga en la Liga española de fútbol

04 agosto, 2012 - SatCesc

Lío gordo en Primera con la guerra de los derechos de televisión de por medio. El inicio del campeonato de Liga de Primera División está en el aire. Once clubs de la máxima categoría se han levantado en armas contra la Liga de Fútbol Profesional porque consideran injustos y desproporcionados los horarios de las tres primeras jornadas del calendario. Pedirán que se echen atrás todos los encuentros que comienzan a partir de las 23 horas y, además, exigirán menos encuentros los lunes. Es una guerra entre aquellos que tienen vendidos sus derechos a Sogecable -los once implicados- y aquellos que los tienen cedidos a Mediapro -Barça y Madrid entre ellos-.

La rebelión la llevarán a cabo Getafe, Betis, Osasuna, Celta, Espanyol, Zaragoza, Atlético, Athletic, Real Sociedad, Valencia y Sevilla. Todos ellos han firmado con Sogecable y algunos tienen litigios judiciales con Mediapro por haber roto sus contratos. La palabra huelga ya estuvo en boca del presidente de uno de ellos, Enrique Cerezo, del Atlético de Madrid. “Si hay que ir a la huelga, iremos a la huelga. Nosotros jugamos las tres primeras jornadas en lunes. Lo que están haciendo es una aberración que no se puede describir con palabras. Se tendrían que marchar todos los de la LFP. Nosotros nos vamos a negar porque esto es una vergüenza”, aseguró.

Y las medidas se tomarán el próximo martes en una reunión que han convocado todos los clubs rebeldes de Primera. Una fuente de uno de estos clubs explicó las razones. “En estos momentos los horarios están secuestrados. Hay un sector que encabezan Barça y Madrid que tienen comprados los votos de todos los equipos de Segunda y ellos deciden los horarios y lo que pasa en Primera. Hasta aquí hemos llegado. Si a los once equipos no se nos respeta, no vamos a jugar. La Liga se ha convertido en un cortijo de Javier Tebas -vicepresidente de la LFP- y el presidente Astiazarán les sigue el juego. Vamos a ir a la huelga porque no se están respetando nuestros derechos”.

Los once clubs exigirán la invalidación de los horarios de las tres primeras jornadas del campeonato y que se vuelvan a poner con el consenso de todos los equipos. Además, quieren menos partidos los lunes para favorecer a los socios de cada equipo local y que haya más asistencia a los estadios y se exigirá, como medida de futuro, un reparto más justo de los ingresos por los derechos televisivos. Si no se aceptan las dos primeras condiciones, la Liga no comenzará el 18 de agosto.

Esta plataforma tiene previsto reunirse con el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y con el gobierno español al considerar que el fútbol es un elemento de interés social. De hecho, el propio gobierno español ya ha dejado entrever que si hay amenaza de huelga intentarán intervenir para que se ajusten los horarios de estas primeras jornadas.

Otro de los portavoces de este grupo, el presidente del Sevilla, José María del Nido, comentó ayer que van a ganar la guerra. “Un grupo de clubs queremos que el calendario sea lo más racional y equitativo posible. Estamos camino de conseguirlo. Los horarios no son buenos, pero de aquí pocas fechas habrá noticias al respecto. No puedo decir nada más sobre este tema, pero ya se podrá ver qué va a haber cambios y muchos cambios. Esto de los derechos televisivos y el reparto del dinero debe cambiar sí o sí y se quiera o no se quiera. Es algo de justicia por lo que llevamos mucho tiempo luchando”.

Las dos operadoras, Sogecable y Mediapro, viven una guerra abierta por el control del fútbol en España. El principal cambio es que Sogecable se ha quedado con la mayoría de equipos de Primera y éstos están forzando para conseguir unos mejores horarios televisivos y para su público. La LFP perjudicó de forma clara a estos once clubs con los horarios de las tres primeras jornadas como aviso de lo que podía pasar y ahora la huelga va tomando cuerpo. Van a por todas.
Muchos clubs estudian no dejar pasar las cámaras de Mediapro

Una de las medidas que quieren tomar los once clubs rebeldes y que pueden afectar y mucho a las retransmisiones televisivas es no dejar emitir sus partidos de Primera División por los canales de Mediapro. Ello implicaría que la mayoría de encuentros de Primera no podrían verse, salvo en los canales de Sogecable. El principal problema es que los encuentros que disputen Barça o Madrid con algún equipo de Sogecable podría de dejarse ver. Esta guerra ya sucedió hace un par de años hasta que se llegó a un acuerdo entre las dos operadoras. Ahora la cosa pinta muy mal en estas primeras jornadas.

Sport

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 1 =


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.