La Ultra Alta Definición llega a los televisores de casa

02 noviembre, 2012 - SatCesc

Su calidad de imagen les ha otorgado el calificativo de Ultra Alta Definición. Los televisores 4K llegan a las tiendas españolas estas Navidades, aunque sus grandes dimensiones y su precio hacen que no estén no al alcance de todos los bolsillos: entre 14.000 y 25.000 euros.

Las televisiones 4K presentan más de ocho millones de píxeles y una calidad de imagen cuatro veces más nítida que el Full HD de 1080p que conocemos ahora, aunque necesita contenidos específicos. Para apreciar esta nitidez de imagen en el hogar, las pantallas ultradelgadas se vuelven gigantescas, con 84 pulgadas (ocupan 214 centímetros), un dato a tener cuenta especialmente cuando hasta hace poco casi nadie se planteaba comprar una de más de 40 pulgadas.

Sony es la avanzadilla en esta puesta de largo del 4K. De hecho, sus cámaras con esta tecnología fueron utilizadas en la filmación de Skyfall, la última película de la saga James Bond. A través de tienda online del grupo japonés ya se puede reservar su Bravia 4K, que estará en las tiendas físicas en diciembre. Su LCD 3D de 84 pulgadas tiene una resolución de 3.840×2.160 píxeles, se puede controlar con tabletas y smartphones e incluye Wi-Fi y 10 altavoces laterales de tres vías con 50 watios de potencia. Entre las curiosidades, y especialmente para los amantes de los videojuegos, incorpora el sistema SimulView, que muestra dos imágenes distintas de forma simultánea permitiendo que cada jugador vea su partida en la misma pantalla, eso si, con unas gafas especiales. Uno de los inconvenientes es su precio: ronda los 25.000 euros.

Otro fabricante que se apunta al 4K es la coreana LG. Su televisor también es de 84 pulgadas y similar resolución. Para aprovechar al máximo la UltraHD, lleva su sistema Cinema 3D, que optimiza la separación de imágenes para ambos ojos, reduciendo los parpadeos y ofreciendo un mayor ángulo de visión, así como la función Control de profundidad 3D para personalizar la distancia visual entre objetos. Según la compañía, llegará a Europa antes de finales de este año y su precio de venta estará en alrededor de 14.000 euros.

Algunos grupos tecnológicos ya trabajan en el 8K, que supone hasta 16 veces más píxeles que la HD tradicional. En la pasada edición de la feria de electrónica IFA de Berlín, Panasonic mostró un plasma con resolución 8K, de 145 pulgadas, con Super Hi-Vision, aunque tardará varios años en comercializarse debido a la ausencia de contenidos específicos. Pero las novedades para incitar al consumidor a renovar sus equipos no se quedan en el 4K, ya que la tecnología Oled también se asomará a las tiendas esta temporada.

OLED, mejor que el LED

Tras varios años de espera, el Oled (diodo orgánico emisor de luz) parece convertirse ahora en realidad. Entre sus ventajas: mejora los avances de los LED, que superaron al LCD por elevar la calidad de la imagen, gastar menos energía y hacer más delgadas las pantallas al iluminar el panel de la TV desde la parte posterior. Las pantallas Oled son más delgadas y flexibles, ofrecen mayor contraste y brillo, su ángulo de visión es mayor y su consumo energético es menor; prescinden de la retroiluminación gracias a los subpíxeles que componen el display. En contra, el elevado coste de fabricación, aunque Sony y Panasonic llegaron el pasado junio a un acuerdo para el desarrollo conjunto de la próxima generación de paneles Oled destinado a la fabricación de televisores y pantallas de grandes dimensiones, contribuyendo a la producción en masa y bajo coste a partir de 2013.

Sony, LG y Samsung ya tienen modelos listos. La japonesa, que lanzó la primera Oled en 2007 (de once pulgadas), cuenta con dos modelos de 55 y 65 pulgadas. Se comercializarán en noviembre en Japón, pero no hay fecha para Norteamérica y Europa, donde su precio podría rondar los 3.500 dólares en el caso de la primera.

El HX950, como se denomina comercialmente este equipo de Sony, tiene acceso a Internet y la tecnología de retroiluminación Intelligent Peak Led, que mejora considerablemente el contraste, según el fabricante. El sistema ajusta automáticamente la luz de fondo dejando las luces más brillantes y oscuras, lo que unido a su resolución producen imágenes de elevada calidad. La Oled de 55 pulgadas de Samsung cuenta con un diseño ultrafino que incorpora la herramienta Multi View, que permite a dos personas ver dos programas distintos a la vez en la misma pantalla. Cada contenido puede ser visto por separado con unas gafas 3D con auriculares integrados (el precio no está disponible), conectadas inalámbricamente a la TV. Se venderá en Corea este mismo año (su precio: 9.000 dólares), para después llegar a Estados Unidos y Europa en 2013.

La que sí estará en determinados países de Europa antes de finales de año será la de LG, con un precio cercano a los 8.000 dólares. Con 55 pulgadas, está ultradelgada pantalla de 4 milímetros de grosor está fabricada con plástico reforzado con fibra de carbono y cuenta con el sistema Wrgb (la tecnología de píxeles de cuatro colores incorpora un subpíxel blanco para un color perfecto).

Expansión

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 34 = 39


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.