Murdoch negocia con Telefónica la compra de Canal+ España

12 junio, 2013 - SatCesc

Rupert Murdoch, el magnate mundial de los medios de comunicación, quiere irrumpir con un golazo por la escuadra en el mercado español. Según han confirmado distintas fuentes, el empresario australiano negocia con Telefónica la compra de Digital+ (cuya marca comercial cambió a Canal+ hace dos años) a Prisa, operación que le permitiría ser el dueño de los derechos televisivos de las ligas de fútbol de Inglaterra, Italia, Alemania y España.

canal-plus-uno

Fuentes financieras han indicado que el presidente de News Corporation se ha acercado a Prisa para conocer la situación de las negociaciones para vender el 56% de su plataforma de televisión de pago a Telefónica. La operadora dirigida por César Alierta tiene ya el 22% del capital de Digital+, adquirido en octubre de 2009, y desde enero mantiene conversaciones con el grupo de la familia Polanco para tomar la mayoría.

Por este motivo, Murdoch también se ha puesto en contacto con Telefónica para trasmitirle sus intenciones de forma amistosa, de tal manera que la multinacional española no perciba un carácter hostil en el movimiento del grupo. La recepción del mensaje ha sido neutral, lo cual ha sido interpretado como una autorización virtual, ya que, de lo contrario, Alierta le hubiera trasmitido a News Corporation su incomodidad.

El dueño de BSkyB, la cadena que tiene los derechos de la Premier League inglesa, es consciente que sólo puede comprar Digital+ con el visto bueno de Telefónica, que además es accionista indirecto de Prisa, a la que ayudó el pasado año con una aportación de 100 millones a través de bonos convertibles. La empresa de telecomunicaciones quiere reforzar su presencia en el negocio de la televisión de pago, donde ya está presente con Imagenio.

Pero Murdoch quiere aprovechar la convulsión de Prisa, que adeuda 3.100 millones, y la postura de los bancos acreedores, que han rechazado la primera oferta de Telefónica para tomar la mayoría de Digital+. Alierta no está dispuesto a pagar más de 900 millones por el 56% de la cadena de pago, lo que supondría valorar el 100% en 1.800 millones. Dicha tasación no cuadra con los intereses de los prestamistas, que en 2008 concedieron un crédito de más de 2.000 millones a los Polanco para comprar la totalidad de la plataforma por 3.870 millones.

El precio ofertado por Telefónica supone, además, un descuento significativo respecto al pagado en otoño de 2009, cuando adquirió el 21% por 470 millones. Ese acuerdo supone valorar Digital+ en más de 2.100 millones, una tasación que ahora no se sostiene por la caída de los abonados de la cadena y la consiguiente bajada del beneficio operativo o ebitda.

Un golazo europeo

En este entorno, Murdoch, en cuyo consejo de administración se sienta José María Aznar, se ha ofrecido a entrar en el capital de la plataforma de televisión, lo que le permitiría tener en sus manos los derechos de retrasmisión de las principales ligas europeas. Además de ofrecer la Premier League, el magnate australiano es dueño de Sky Italia, que ofrece los partidos de la Serie A italiana, y de Sky Deutschland, de la que este año ha alcanzado el 54% del capital al desembolsar más de 350 millones de euros. Este canal retransmite la Bundesliga germana.

Una de las claves de esta operación es el acuerdo al que han llegado recientemente Sky Deutschland y Deutsche Telekom para llevar los partidos de la primera división del fútbol alemán a sus clientes de televisión a través de Internet, tras perder una dura pelea por los derechos de emisión online el año pasado. El acuerdo incluye promoción conjunta y se extenderá hasta mediados de 2017. Si entrase en Digital+, podría replicar esta joint venture con Telefónica.

El interés de Murdoch por Digital+ no es nuevo. En 2008, el empresario de los medios de comunicación ya hizo una oferta por Sogecable que rondaba los 2.500 millones, según publicó Financial Times. La operación no salió porque Prisa ejecutó ese año la OPA que había lanzado en la Navidad de 2007 por la totalidad del capital en el que se encontraba la propia Telefónica.

El Confidencial

Compartir con:

Deja un comentario


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.