Las ofertas por la compra de Canal+ van a la baja

27 junio, 2013 - SatCesc

Prisa inicia una carrera contrarreloj para vender Canal+. El acuerdo de refinanciación de la deuda de más de 3.100 millones de euros incluye un “plan de desinversión en el sector audiovisual”, tal y como explicó el presidente de la editora de El País, Juan Luis Cebrián, en la junta de accionistas. “La venta nos permitirá reducir de manera ordenada el endeudamiento de la compañía, al tiempo que facilitará la continuidad del resto de las empresas y mejorará los flujos de caja”, sentenció.

canal-plus

Para acelerar la venta y lograr cuanto antes el visto bueno de todos los bancos acreedores (de momento dispone del respaldo del 72,9%), el grupo ha intensificado los contactos con posibles compradores, como BskyB, News Corporation o Telefónica, y ha puesto en marcha un plan de ajuste para rebajar un 10% el coste laboral de la plantilla.

Pese a los esfuerzos del equipo directivo de Prisa, parece que la venta de la tele de pago se va a retrasar. La compañía sólo ha recibido ofertas a la baja por el 56 por ciento de las acciones de Canal+. Hace unas semanas se hizo público el interés de Rupert Murdoch, presidente de News Corporation, por hacerse con el negocio audiovisual de Prisa. Pese a que la oferta contó con el visto bueno de Telefónica, con quién Murdoch se puso en contacto antes de realizarla, ésta no ha satisfecho las expectativas del grupo que preside Juan Luis Cebrián.

Según informan fuentes cercanas a la operación, el primer espada de News Corporation, que está interesado en los derechos del fútbol español, apenas ofreció entre 180 y 200 millones por la compañía. Esa cifra está muy alejada de las expectativas de Prisa, que espera obtener más de 1.000 millones. La oferta del magnate australiano supondría asumir unas minusvalías aún mayores de las previstas por Prisa.

Por su parte, parece que Telefónica tampoco está dispuesta a desembolsar los 900 millones que diversas fuentes del mercado dicen que ofreció por Canal +. La teleco que preside César Alierta podría rebajar sustancialmente la factura y aprovecharse de la perentoria necesidad que atraviesa la editora de El País. En cualquier caso, no se esperan movimientos hasta después de verano, cuando se solucione la nueva guerra del fútbol desatada entre Mediapro y Prisa, por unos impagos de 88 millones.

La caída de los abonados y el alza de los costes del fútbol ha puesto en la cuerda floja la viabilidad del negocio audiovisual, lo que ha llevado a la compañía a hacer números para no vender la compañía a precio de saldo y a poner en marcha un plan de ajuste, que coincide con la renegociación del convenio colectivo de Prisa TV. Prisa ha despedido a ocho trabajadores de Canal+ (quince con bajas voluntarias) con el objetivo de reducir la plantilla de 850 personas y conseguir que los trabajadores asuman una rebaja salarial y renuncien a complementos como movilidad, festivos o antigüedad.

El coste laboral de Prisa TV apenas alcanza los 36 millones, menos del 8 por ciento de los costes totales de la división audiovisual, que ha visto como se disparaban sus gastos un 19,14% en tres meses por los derechos del fútbol. Los trabajadores tienen hasta el 8 de julio para pactar un nuevo convenio con la compañía, que ya les ha confirmado que “Canal+ está en venta”. El grupo está obligado a vender para reducir la deuda, pero aunque llegara a conseguir 1.000 millones, la operación reduciría la deuda hasta los 2.000 millones.

El Economista

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 2 =


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.