Alerta por el mal uso de smartphones, tablets y WhatsApp en las escuelas

09 diciembre, 2013 - SatCesc

La Policía Nacional alerta del mal uso de smartphones, tablets o WhatsApp como peligrosas herramientas para el acoso escolar. Los nuevos gadgets y las apps de comunicación, como el WhatsApp, Line o el Snapchat, trasladan inmediatamente una pelea en el patio o las aulas a los entornos digitales, convirtiéndose en una peligrosa arma de bullying que logra rápidamente que viralizar su difusión y que la victimización se perpetúe en el tiempo.

El ciberacoso es la herramienta grupal más poderosa para ejecutar el acoso escolar y se manifiesta con mensajes insultantes, humillantes y crueles; con amenazas; suplantando la identidad de otros compañeros para dañar su reputación o amistades; revelando secretos, informaciones o fotos comprometidas o privadas, o excluyendo intencionadamente a compañeros de grupos online.

whatsapp

La Policía Nacional aconseja a los menores que si se sienten víctimas de acoso en su entrono escolar acudan siempre a un adulto, -padres, profesores o tutores-, para intentar pone fin a esa situación y buscar soluciones al conflicto.

Una veintena de e-mails

Esta misma semana, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, junto a Íker Casillas, ha arrancado la mayor campaña realizada en España contra el acoso escolar y la más importante de esta institución este año. Esta acción de concienciación y prevención se desarrollará durante los próximos meses a través de las redes sociales y colegios de toda España con el objetivo de implicar a todos en la lucha contra la violencia en las aulas.

Entre otras líneas de acción, la Policía ha puesto en marcha una cuenta de correo, seguridadescolar@policia.es , para denunciar, de forma confidencial, estos casos de violencia. Hasta la fecha, desde el pasado martes, se han recibido una veintena de e-mails en los que se han denunciado algunas situaciones de acoso y testimonios de víctimas que han sufrido algún tipo de violencia en su colegio o instituto en el pasado.

Además, nuevos colegios y asociaciones de madres y padres de alumnos han solicitado charlas de agentes especializados en seguridad y protección en el entorno escolar, adhiriéndose a los más de 5.800 colegios de toda España en los que la Policía Nacional ya está presente.

Concienciar a todos: víctimas, agresores y observadores

Esta iniciativa pretende concienciar a todo el entorno escolar y familiar en la prevención y actuación ante este tipo de conductas, con mensajes dirigidos tanto a las víctimas como a los agresores u observadores de casos de violencia, acoso o discriminación en colegios o institutos. Mensajes y vídeos que serán también distribuidos a través de las principales compañías como Facebook, Google y Tuenti, que de forma desinteresada contribuirán al mayor alcance a través de sus plataformas de este esfuerzo en prevención contra el acoso escolar.

Bajo el lema “Implicados”, la Policía Nacional está difundiendo a través de las redes sociales mensajes de concienciación y consejos de la mano de personalidades del mundo de la comunicación, la televisión o el deporte involucrados en esta campaña, como Dani Mateo, Xabi Alonso, Andrés Iniesta, Alberto Chicote, Cristina Pedroche, Risto Mejide, Maxim Huerta, Pablo Ibáñez (el Hombre de Negro), o protagonistas de las series Águila Roja, Aída y Cuéntame, como Eduardo Casanovas, David Castillo, Guillermo Campra, Mireia Belmonte o Celine Peña. Hasta el momento son 14 los protagonistas implicados en esta campaña, a los que en un futuro se podrán sumar otras personalidades relevantes de distintos ámbitos.

iphone5

Además, durante esta campaña se distribuirán también carteles con el lema “Todos contra el acoso escolar” que se están ya distribuyendo a miles de centros educativos de toda España y se fomentará la difusión de un video elaborado por la Policía Nacional y protagonizado por la joven actriz Celine Peña, de la serie Cuéntame, en el que se simula una situación de acoso escolar.

El acoso en cifras

En base a los datos obtenidos por los agentes especializados de la Unidad de Participación Ciudadana que desarrollan labores de prevención y seguridad en colegios de toda España y el estudio de las informaciones facilitadas a la Policía en sus plataformas en Twitter, Tuenti o Facebook, a través de los perfiles gestionados por el Grupos de Redes Sociales de la Policía Nacional, un alto porcentaje de los escolares entre 11 y 16 años se ha sentido en algún momento víctima de acoso escolar, la mayoría de carácter leve o no grave. Un pequeño porcentaje de ellos lo califica como una situación grave que requirió la intervención de padres o profesores para su solución. Además, la mayoría de las víctimas de acoso escolar nunca se lo ha comentado a un adulto. De hecho, España es uno de los países de Europa en los que menos se reconoce haber sufrido acoso escolar.

De ese reducido número de casos de graves, casi un 54% de las víctimas de acoso escolar presenta síntomas de estrés postraumático, como pesadillas, ansiedad, insomnio, flash back o pánico; el 55% sufre depresión y el 53% tiene una imagen negativa de sí mismo, según el Estudio Cisneros sobre “Violencia y Acoso Escolar”. Pero al contrario de lo que se cree, el niño acosado no es un alumno carente de habilidades sociales o con alguna característica física que le acompleje. El acoso escolar puede recaer sobre cualquier escolar.

Durante el curso pasado, la Policía Nacional recibió en toda España 316 denuncias vinculadas con hechos sucedidos en el ámbito escolar, como amenazas (63), lesiones (213), trato degradante (15), vejaciones (22) o malos tratos de obra sin lesión (5).

Prevención, concienciación y educación en las aulas

La Policía Nacional imparte charlas en más de 5.800 colegios de toda España sobre el acoso escolar, entre otros temas como riesgos de Internet, consumos de drogas y alcohol, o violencia de género. El objetivo es que los jóvenes perciban la importancia de mantener unas buenas relaciones afectivas, emocionales y de trato con sus compañeros y que sean conscientes de que algunas conductas son constitutivas de faltas o delitos. Estas charlas van dirigidas tanto a víctimas, como agresores u observadores, ya que la actitud del espectador puede reforzar al acosador con su silencio o frenar la humillación o vejación comunicando los hechos a un adulto, asociaciones de ayuda al menor o a la Policía Nacional.

 

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.