Irán prevé pedir daños y perjuicios a España por prohibir sus canales

22 septiembre, 2014 - SatCesc

El gobierno de la Teherán, capital de Irán, prevé pedir daños y perjuicios al Estado español. El Ministerio de Industria obligó hace 21 meses a Hispasat a dejar de transmitir la señal de canales iraníes.

Ezzatolah Zarghami, presidente del conglomerado de las radios y televisiones públicas de Irán (IRIB), fue incluido en la lista negra de sancionados de la Unión Europea en marzo de 2012 y nueve meses después el Gobierno español le apretó aún más las tuercas. El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, ordenó a Elena Pisonero, presidenta de Hispasat, que esa compañía de satélites españoles no siguiesen difundiendo la señal, en España y en América Latina, de dos canales de televisión iraníes.

Press TV, un canal informativo en inglés que emite las 24 horas, e Hispan TV, un canal en español que mezcla noticias con tertulias, documentales y series, dejaron de transmitirse, el 21 de diciembre de 2012, a través de la red de Hispasat. Ambas televisiones dan un enfoque de la actualidad coincidente con la política exterior de Teherán. Irán ha recurrido esta decisión y está pendiente del fallo de la Audiencia Nacional.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid siguió los pasos del Ejecutivo central y prohibió a su vez, en enero de 2013, la difusión de Hispan TV en la capital a través de la frecuencia 45 del UHF que alquilaba. Transmitir ese canal “supone colaborar con personas implicadas (…) en la ejecución de violaciones graves de los derechos humanos” como lo está Zarghami, argumentó por carta José Luis Martínez Almeida, secretario general del Consejo.

press-tv

La sanción española a las televisiones iraníes pasó entonces casi desapercibida en España, excepto para Pablo Iglesias, líder de Podemos. Hispan TV emite un programa, Fort Apache, en el que Iglesias anima una tertulia atípica por los temas que se abordan. “Un rey frente a la guillotina de la historia” fue, por ejemplo, el título del debate dedicado a la monarquía española a principios de 2013.

“Todo el mundo sabe que a Rajoy y a sus ministros (y no digamos ya a González y a sus consejeros) los derechos humanos siempre les han importado bien poco (…)”, escribió entonces Iglesias en su blog. “(…) descartados los derechos humanos ¿Cuál es el problema con Hispan TV?”, se preguntó. “El problema con Hispan TV es bien sencillo; esta televisión ha dado espacio a programas progresistas prácticamente imposibles de ver en ninguna otra televisión es España (…)”.

Zarghami, un ex general de los Guardianes de la Revolución iraní, no se ha disculpado por sus presuntas violaciones de los derechos humanos ni ha dejado de presidir el ente televisivo, pero en junio pasado Hispasat aceptó de nuevo distribuir la señal de Hispan TV porque así se lo ha permitido la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones.

¿Qué pasó para que el Gobierno español cambie de opinión? El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, emitió en febrero una autorización -nunca publicada- para que las compañías de satélites europeas pudiesen de nuevo transmitir los canales iraníes sin correr el riesgo de ser sancionadas en EEUU. Dos empresas privadas, la francesa Eutelsat y la luxemburguesa Intelsat, suspendieron por su cuenta en 2012 la señal de las cadenas de Irán, pero en España fue el Gobierno el que intervino para que lo hiciese Hispasat.

Washington cambió de actitud porque, según reveló el diario The Wall Street Journal, llegó a un acuerdo con Teherán que, a cambio del permiso dado a las compañías de satélites, se comprometió a dejar de obstruir la difusión vía satélite en Asia Central de los canales de la BBC y de Voice of America en farsi. También empezaba a vislumbrar EEUU que debería contar con Irán para luchar contra el terrorismo del grupo que se iba a convertir en el Estado Islámico.

En la misma línea el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ensalzó el viernes en Nueva York el papel de Irán en Oriente Próximo tras entrevistarse con su homólogo iraní, Mohamed Javad Zarik, según la agencia de prensa iraní Tasnim.

El Mundo


Compartir con:

2 respuestas a “Irán prevé pedir daños y perjuicios a España por prohibir sus canales”

  1. Roberto TDT dice:

    A Irán sí que se le puede pedir daños y perjuicios por la violación sistemática de los derechos humanos en ese país.
    Venir ahora a pedir daños y perjuicios cuando la Comunidad Internacional le sancionó por incumplimientos varios de mandatos de la ONU.
    Y para los informativos que emite, omitiendo lo que ocurre en aquel país, mejor se los guarden para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 38 = 44


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.