Nuevas detenciones por la venta de receptores manipulados

04 abril, 2016 - SatCesc

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas en Madrid, Barcelona, Cuevas Bajas (Málaga), Toledo y Córdoba, por la venta de receptores manipulados para el acceso ilegal a televisión de pago. Utilizaban la modalidad de cardsharing, que consiste en que varios usuarios comparten una señal que da acceso a plataformas de televisión de manera fraudulenta y utilizando únicamente una tarjeta de abonado legítima. Los arrestados publicitaban su venta en páginas de internet, anunciando que el comprador podría visualizar contenido de pago, especialmente los partidos de Primera División de La Liga Nacional de Fútbol. Cada uno de los arrestados obtenía 4.000 euros mensuales con la venta ilícita.

Primera y Segunda División de la Liga de Fútbol

receptor-tdt

La investigación comenzó a finales del pasado año, cuando los agentes recibieron una denuncia de la Liga de Fútbol Profesional, como propietaria de los derechos de comercialización de los Campeonatos de Liga de Primera y Segunda División. Al parecer, se estaba produciendo una venta ilegal de decodificadores modificados para poder acceder de forma gratuita al contenido de plataformas de televisión de pago en las que se pueden visualizar los partidos de fútbol que comercializan, entre otros contenidos.

La modalidad delictiva que utilizaban para realizar su actividad ilícita consiste en que varios usuarios comparten una señal que da acceso a plataformas de televisión de manera fraudulenta y utilizando únicamente una tarjeta de abonado legítima.

Dentro de esta red de difusión ilícita hay varios participantes: por un lado la persona abonada a la plataforma o server, que distribuye sin autorización la señal de televisión ya decodificada; y por otro, los usuarios abonados a la red ilegal que, a cambio del servicio de televisión gratuita, pagaban entre 130 y 350 euros, en función del modelo de decodificador utilizado y de la plataforma de televisión a la que facilitaban el acceso.


50.000 euros al año, cada uno

De esta forma, los server obtenían, cada uno, alrededor de 4.000 euros mensuales con la venta ilícita, es decir, unos 50.000 euros al año. Con su actividad cometían un delito contra los servicios de radiodifusión televisiva y otro contra la propiedad intelectual. Por su parte, los usuarios de la red, también cometían un delito contra los servicios de radiodifusión televisiva, ya que estaban usando equipos receptores para el acceso no autorizado a la señal.

Finalmente, los agentes detuvieron a siete personas en Madrid, Barcelona, Cuevas Bajas (Málaga), Toledo y Córdoba.

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 84 = 89


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.