China prohibe los programas de tarot y de teleadivinos

11 Agosto, 2007 - SatCesc

El Ministerio de Información chino lanza una campaña contra los programas interactivos en radio y televisión que intentan estafar dinero a las audiencias, entre ellos adivinos, horóscopos y juegos de azar.

Según la campaña, se eliminarán este tipo de programas, que “engatusan a los espectadores y les obligan a pagar costosos servicios”.

Este tipo de programas, así como anuncios que piden a la gente que mande mensajes vía móvil para bajarse canciones o imágenes, se han convertido en una de las principales fuentes de ingresos de las televisiones de China, donde hay centenares de canales locales y provinciales y la lucha por las audiencias es cada día mayor.

Los televidentes se han quejado a las autoridades de que muchos de los servicios de adivinación y otros similares que se ofertan en la televisión son fraudulentos: muchos de ellos son grabaciones, o mantienen al que llama un largo rato en espera antes de atenderle, con el fin de aumentar los costes de la llamada.

china-bandera

Ante las quejas, el Ministerio de Información ha ordenado a los operadores de telecomunicaciones chinos que investiguen las empresas que ofrecen servicios por radio y televisión y ofrezcan los resultados de sus pesquisas antes del 31 de agosto.

Aunque no se han anunciado cuáles serán las sanciones que se impondrán a las eventuales empresas fraudulentas, responsables de éstas citados por Xinhua se mostraron preocupados por la iniciativa ministerial y han advertido que podrían perder el 30 por ciento de su negocio.

En China, los adivinos usan caparazones de tortuga, varillas de madera y la quiromancia -lectura de la mano- para predecir el futuro, aunque también hay algunos de ideas “occidentales” que usan, por ejemplo, las barajas del Tarot.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 11 = 13


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.