24 septiembre, 2008 - SatCesc

Digital+ reclama un importe extra a los abonados que se dieron de baja

Digital+ recurre a una argucia legal y a una empresa de cobro de morosos domiciliada en Luxemburgo para reclamar ahora a sus ex abonados una cuenta que éstos creían saldada cuando se llamaba Canal Satélite Digital.

Los antiguos clientes de la televisión de pago están recibiendo unas extrañas cartas en las que se les solicita el abono de una cantidad económica que, hechas las llamadas telefónicas oportunas, resultaría de sumar el remanente de la última mensualidad abonada más el tiempo que la firma de Sogecable tardó en tramitar la baja.

Las cantidades, por tanto, no son fijas sino que fluctuan entre los veintitantos y los 80 euros.

Según informa Levante-EMV a través de diferentes documentos, se están reclamando cantidades a abonados que se dieron de baja de los servicios de esta operadora hace más de siete años. Y que, sin embargo, hasta la fecha no habían recibido solicitudes previas al respecto. Antes al contrario se les indicó que habían procedido a darles de baja y que lo único que les cumplía, a partir de entonces, era devolver «lo antes posible el terminal digital junto con el mando a distancia y el euroconector en cualquier distribuidor oficial». Cosa que hizo nuestro informante a pesar de haber pagado 32.500 pesetas como «cuota de inscripción».

La misiva que los ex clientes de Sogecable están recibiendo y que, a primera vista podría levantar sospechas acerca de su legalidad, lleva el logotipo de la plataforma e indica que con fecha 20 de septiembre de 2007, la operada firmó un acuerdo de compraventa y cesión de créditos con la firma Fenix Cartera Compartimento Recoveries, con sede en Luxemburgo, que entraba en vigor en enero de 2008. Añade que la empresa había nombrado a la sociedad Konecta BTO como entidad encargada del manejo y cobro de su crédito.

Para no tener que recurrir a estos procedimientos tan inelegantes Digital+ obliga ahora a sus nuevos abonados a firmar un contrato de permanencia de 18 meses y si se quiere rescindir el contrato antes del plazo el coste es de 195 euros: cien euros por la instalación y 95 más por la baja de inscripción. Además exige que se lleve el equipo a un distribuidor autorizado para evitar la vía judicial.

Nacida en 2004 de la fusión entre Canal Satélite y Vía Digital, la plataforma Digital+ se encuentra en la actualidad en proceso de venta. La competencia que existe entre plataformas de cable o TDT es grande y condiciona la entrada de nuevos clientes.

avatar
  Suscribir  
Notificar