11 noviembre, 2016 - SatCesc

Los 70 millones en 13TV no son pérdidas, sino una inversión

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha asegurado que su entidad seguirá invirtiendo en medios de comunicación “pese a quien le pese”, y dijo que es “falso” que su canal de TDT, 13TV, arrastre pérdidas por valor de 70 millones de euros.

El portavoz de los obispos tomó la palabra en el coloquio posterior a la conferencia que pronunció el prefecto de Comunicación de la Santa Sede, Darío Edoardo Viganó, cuando a éste se le preguntó por los resultados económicos negativos de 13tv, propiedad de la Conferencia Episcopal, que distintos medios han cifrado en esos 70 millones de euros.

13tv-logo

“Quisiera aclarar que no hay 70 millones de pérdidas, eso es falso. Lo que se ha hecho es una inversión que probablemente en el balance de mercado sea ese”, subrayó Gil Tamayo.

Para el portavoz de los prelados, la Conferencia Episcopal tiene “legitimidad” para estar como socio mayoritario en una televisión igual que cualquier otra institución en un Estado democrático.

“Nosotros tenemos un mandato que está desde los principios del cristianismo, que es el de comunicar”, subrayó. “Lo hemos hecho a lo largo de la historia con los medios que ha puesto a nuestra disposición la invención humana y lo seguiremos haciendo, pese a quien le pese, y buscando no privilegios, sino los mismos derechos que los demás para expresarnos con libertad en sentido pleno”.


Estratosférica

El secretario general de la Conferencia Episcopal afirmó que “los medios se tienen para dos cosas: para ganar dinero o para influir, y nosotros no queremos perder dinero y sí queremos influir”. “Así de claro. Esto es un titular”, remarcó.

Sobre la presencia de la Iglesia católica española en 13tv y el dinero gastado en ella, el prefecto de la Secretaría de Comunicación de El Vaticano, Darío Edoardo Viganò, manifestó que la propiedad de medios es “uno de los principios de libertad en una democracia y cada uno debe velar por sus inversiones y la Iglesia por las suyas”.

“Una televisión cuesta mucho y 70 millones de euros no es mucho dinero para una televisión, no es una cantidad estratosférica. Si es una prioridad para la Iglesia española, es legítimo que haga esa inversión”, señaló el sacerdote brasileño.


3 comentarios

  1. Pero que cara más dura tiene este señor..70 millones de euros no es tanto..sabe cuanta gente está pasando hambre en españa? Sabe cuanta gente se ha quedado en la calle?Es mejor invertir los millones en una tv que lo unico que hace es criticar,insultar y mentir..Dice el señor que lo que hacen es comunicar..caradura! Para comunicar tienen miles de iglesias por toda españa..,que por cierto, ,no pagan i.b.i..sinvergüenzas.

  2. Roberto TDT, pienso que antes de insultar hay mejores formas de expresión. Entiendo que no te guste 13tv, comprendo tu frustración y tu preocupación por las arcas de 13tv y por la gestión del dinero de la Iglesia, aunque ésta sea una institución privada, siempre hay quien osa meterse en las cuentas de los demás.
    Yo como ciudadano y teleespectador, no comparto tu opinión. Si bien es cierto que hay personas que pasan penurias en el mundo, el análisis no puede ser tan pueril como lo haces tú: miles de negocios en España tienen balances negativos, más aun en los tiempos que corren, pero no por ello podemos achacarles la responsabilidad de las penurias de las personas en el mundo.
    Nos guste o no, la Iglesia Católica constituye un referente de solidaridad, de atención social y de caridad.
    Si ponemos el ojo en cualquier otro pais, occidental o no, podemos ver como las diferentes corrientes religiosas ponen a disposición del público canales de tv, emisoras de radio, prensa escrita o webs que persiguen lanzar su mensaje. En los países musulmanes e incluso en el cono occidental es muy habitual ver programas con telepredicadores, imanes que tienen sus espacios en distintos programas vía web o vía satélite.
    Para que tomemos referencia, la Radio Vaticana es una de las más antiguas del mundo.
    Creo que todos somos muy libres de conectar o no con esos medios, pero no tenemos el derecho de prohibir que los creyentes tengan esos espacios en la parrilla, al igual que cualquier otra empresa o institución en igualdad de condiciones lo tienen.

Deja un comentario