Netflix vulnera el código publicitario con la serie ‘Santa Clarita Diet’

03 abril, 2017 - SatCesc

Netflix superó el filtro del código de autorregulación publicitaria que le puso Autocontrol a su polémico anuncio de ‘Narcos’

No obstante, no ha tenido el mismo éxito con la publicidad de la serie ‘Santa Clarita Diet’.

Autocontrol (Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial) ha dictado una resolución en la que estima una queja presentada por dos particulares contra los anuncios que se han colocado en estaciones de transporte público de la ficción protagonizada por Drew Barrymore y Timothy Olyphant.

Santa Clarita Diet

En esos anuncios aparecen imágenes de los protagonistas o de escenas de la serie en las que se representa el cuerpo humano como alimento: una lata de anchoas llena de dedos de persona con la leyenda “Cómetelos de dos en dos”; una bolsa de patatas fritas con dedos de persona en vez de éstas y la frase “Una serie para chuparse los dedos”, y una jarra de sangría con una oreja a modo de limón y un ojo flotando debajo de la que se lee “SangríA +”.

En otros carteles se veía un pincho en el que el palillo atraviesa dos ojos y la sobreimpresión “Date un antojo”; la pareja de actores protagonistas cargando una nevera portátil de la que gotea sangre, y una mujer comiendo dedos de persona como si fueran patatas fritas.

Autocontrol ha estimado la reclamación declarando que las piezas publicitarias de ‘Santa Clarita Diet’ son contrarias a la norma 28 del Código de Conducta Publicitaria de Autocontrol, al contener imágenes que, junto con las frases que las acompañaban, “debían ser consideradas objetivamente inadecuadas para los niños”, y el anunciante no adoptó “las cautelas necesarias para evitar que la publicidad fuese difundida en lugares donde podía haber una presencia significativa de niños”.


Autocontrol ha constatado que la publicidad de Netflix “ha sido difundida de forma indiscriminada tanto en la vía pública como en distintas estaciones de transporte público de la Comunidad de Madrid, incluyendo por tanto lugares con una presencia muy alta de niños, resultando, todo ello, incompatible con las exigencias de protección de los niños impuestas por la mencionada norma 28 del Código de Cónducta Publicitaria de Autocontrol”, según informa la agencia Servimedia.



Deja un comentario