Hackers quieren su propio satélite para evitar el control de Internet

04 enero, 2012 - SatCesc

Hackerspace Global Grid es un proyecto que ha sido esbozado durante el Chaos Communication Congress de Berlín, y cuyo objetivo es poner en órbita satélites propios para poder evitar la censura en Internet. También prevé el desarrollo de una red de estaciones terrestres que permitan el seguimiento y la comunicación con los satélites.

El medio de Internet, que creció sin censuras, se encuentra hoy día en una constante lucha entre seguridad, la protección de derechos y libertad. Pero la idea del control de la red por parte de Gobiernos no gusta en particular a los más expertos de la Red. Por eso, ante un Internet cada vez más controlada, proponen una alternativa: lanzar sus propios satélites al espacio para evitar la censura, según en este caso los ‘hackers‘.

Algunos aficionados ya habían puesto con anterioridad un satélite de pequeño tamaño en órbita – por lo general sólo por breves períodos de tiempo -, pero el seguimiento de los dispositivos ha sido difícil para proyectos de bajo presupuesto, donde además los satélites eran lanzados con globos. En este caso se pretende cumplir seriamente con el objetivo, e incluso a más largo plazo, poner a su propio “astronauta aficionado” en la luna.

El hacker activista Nick Farr empezó a buscar por primera vez colaboradores para el proyecto en el mes de agosto, motivado por la amenaza de la censura con el objetivo, según él, de “hacer de Internet un espacio incensurable, y fuera del control de las entidades terrestres”.

Nick Farr se refirió a la propuesta de detener la piratería en línea (en este caso el proyecto de Ley SOPA) en los Estados Unidos como un ejemplo del tipo de amenaza a la que se enfrenta la libertad en línea. Si es aprueba, algunos sitios podrían ser bloqueados por motivos de derechos de autor. Podríamos hablar de muchas más legislaciones, como, por ejemplo, como la española Ley Sinde o, desde hace unos días, también llamada en Twitter Ley Wert, en referencia al nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Estaciones low cost

Una de las principales ideas de estos jóvenes, en línea con su espíritu ‘open source’, es la creación de una red de estaciones terrestres ‘low cost’ que puedan ser compradas o construidas por individuos para que la propiedad de la infraestructura de las comunicaciones no esté en manos, como siempre, de unas pocas empresas. Este proyecto se está llevando a cabo junto a Constellation, una iniciativa alemana de investigación aeroespacial ya existente, que se compone principalmente de proyectos de los estudiantes.

Armin Bauer, miembro de 26 años de Hackerspace Global Grid, tiene la esperanza de tener para la primera mitad de 2012 tres prototipos de satélites terrestres. Y en el próximo Chaos Communication Congress, dentro de un año, pretenden ofrecer ya algunos modelos para que los adquieran otros individuos particulares.

El precio de cada estación terrestre podría ser de unos 100 euros, según el activista, principalmente porque es la cantidad de dinero que la mayor parte de las personas consultadas aseguran estar dispuestas a pagar.

Según los expertos, este proyecto es factible, pero podría verse restringido por diversas limitaciones técnicas. Por ejemplo, que los satélites de órbita terrestre baja, como los que han puesto en marcha hasta ahora, no se quedan en un solo lugar, como explica el catedrático de informática Alan Woodward. Y esto sin olvidar nunca la cuestión legal, ya que cualquier país podría tomar la ley en sus propias manos y desactivar los satélites.

Portaltic / EP

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 35 = 40


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.