16 agosto, 2018 - SatCesc

beIN Sports consigue aliados para luchar contra la piratería de beOut Q

Cisco y Nagra dan soporte a la compañía de Qatar

BeIN Media ha intensificado su campaña contra el servicio pirata de BeoutQ, con sede en Arabia Saudí, que sigue ofreciendo transmisiones ilícitas de contenido deportivo.

Tras la transmisión por parte de BeoutQ de los primeros partidos de fútbol de la Premier League inglesa y de la Ligue 1 de la nueva temporada, BeIN Media ha conseguido el apoyo de los proveedores de seguridad de contenidos Cisco y Nagra y del proveedor de servicios de transmisión Overon, todos los cuales han confirmado que BeOutQ está siendo distribuido por el operador de satélites saudí Arabsat.

Según BeIN Media, BeoutQ retransmitió ilegalmente los 10 primeros partidos de la Premier League inglesa y seis de los 10 primeros partidos de la Ligue 1.

BeoutQ también ha promovido la cobertura de los próximos partidos de la Liga española y de la Bundesliga alemana, según BeIN Media, que posee los derechos de la mayor parte del fútbol de alto nivel de la región MENA.

BeIN Media cita pruebas de las tres compañías para demostrar que los satélites Arabsat han estado transmitiendo los canales piratas de BeoutQ.

BeIN Media, que sostiene que BeoutQ forma parte de una campaña concertada contra Qatar respaldada por las autoridades saudíes, dijo que Arabsat había seguido negándose a retirar las transmisiones del servicio pirata, a pesar de que había desconectado rutinariamente las operaciones piratas de conformidad con el derecho internacional antes del bloqueo dirigido por Arabia Saudí contra Qatar.



Arabia Saudita, accionista mayoritario de Arabsat

Arabia Saudita es el mayor accionista de Arabsat, que es propiedad conjunta de los gobiernos de la Liga Árabe.

Tom Keaveny, director general de beIN Media Group, MENA, ha manifestado que “el papel que desarrollan Arabsat, BeoutQ y sus patrocinadores saudíes para robarnos nuestro contenido tienen consecuencias que afectan al futuro del deporte mundial, no sólo a beIN Sports”.

El responsable de beIN Media Group ha añadido que “por eso, la comunidad deportiva internacional -desde la FIFA hasta la UEFA, desde la Fórmula 1 hasta el tenis mundial, pasando por otras cadenas mundiales- ha adoptado una postura y ha condenado públicamente esta piratería con sede en Arabia Saudí. BeoutQ y sus patrocinadores saudíes parecen pensar que pueden operar más allá del reproche del imperio de la ley y las normas internacionales que todos los demás respetan”.

beOut

avatar
  Suscribir  
Notificar