Cuba endurece campaña contra antenas de televisión por satélite

14 mayo, 2007 - SatCesc

Las autoridades cubanas quieren erradicar la tenencia de antenas parabólicas y de recepción de señales de TV por satélite, que son ilegales en la isla, y advierten de que las sanciones pueden llegar a penas de cárcel.

cuba

El diario oficial ‘Granma’ afirmó que ‘ninguna ilegalidad puede quedar impune’ e informó de que una docena de cubanos que se dedicaban a vender y cargar tarjetas de recepción de señales de satélite de la empresa DirecTV, deberán responder ante la justicia por los delitos de actividades económicas ilícitas y receptación.

Las sanciones por estas actividades ilegales pueden ir desde elevadas multas, el decomiso de bienes y hasta penas de 3 y 5 años de cárcel.

Según el diario, los involucrados en dos casos identificados como ‘Aguilera’ y ‘Miami II’, serán juzgados por prestar el servicio sin tener permiso para ello, lo que se sanciona con más dureza cuando se contrata mano de obra o se usan materiales de procedencia ilegal.

‘Granma’ dice que los implicados adquirían las tarjetas decodificadoras de modo ilícito a través de residentes en EEUU, y que utilizaban en el negocio ordenadores conectados a internet.

Subraya que ‘llevaban a cabo ilegalmente esta actividad para la cual el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social no concede licencia de trabajador por cuenta propia’.

Asimismo, recuerda que las regulaciones establecidas por el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones ‘prohíben operar y explotar servicios de distribución de programas de televisión a personas naturales y jurídicas sin la debida autorización’.

‘No faltan quienes convierten esto en un sustancioso negocio para ‘engordar’ sus bolsillos de manera ilícita’, añade.

Recalca que los implicados en estas actividades ‘contribuyen a viabilizar’ los programas de Estados Unidos ‘para destruir la Revolución Cubana, que destina cuantiosas sumas para hacer llegar a Cuba la señal televisiva contrarrevolucionaria’.

El diario informó también de que la semana pasada se incautaron en tres municipios de La Habana cable coaxial, tres receptores, cinco antenas parabólicas, 43 amplificadores, un ordenador, tres tarjetas y 157 multiplicadores de señales televisivas a personas que se dedicaban captar y distribuir ilegalmente señales por satélite.

Agrega que a los transgresores se les impusieron multas de 1.000, 1.500 y hasta 10.000 y 20.000 pesos cubanos (equivalentes a unos 38, 56, 222 y 444 dólares, respectivamente, al cambio oficial).

A pesar de las advertencias y las prohibiciones, muchos cubanos cuentan con antenas y receptores ilegales camuflados en viviendas, balcones, azoteas, patios y jardines.

Decenas de personas pueden acceder a un mismo servicio ‘abonándose’ a un vecino que tiene un receptor y que extiende un cable, a veces de cientos de metros de longitud, creando una mini-red local conocida popularmente como ‘red araña’.

Por una cuota mensual que oscila entre 5 y 10 pesos cubanos convertibles (1 peso convertible equivale a 1,08 dólares), los vecinos pueden ver ilegalmente la programación de cadenas internacionales de Miami, la CNN o Televisión Española Internacional, según cuál sea el ‘paquete’ del usuario principal.

Compartir con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

88 + = 97


En este sitio no aceptamos el uso de AdBlock, tendrás que deshabilitarlo para ver el contenido.